JOSEP_CANO_BARCELONA_PROJECTS_LOFTS_LOFT_COWORK_CAN_FELIPA_089_Foto_01

Actualización: La impresionante foto que veis es del fantástico espacio de coworking loftcowork.com, os invitamos a que paséis por su página web y le echéis un vistazo.

 

No cabe duda de que en la actualidad algo está cambiando en los entornos profesionales. La crisis ha propiciado que se agoten los antiguos modelos productivos y una nueva conciencia es palpable en las calles, en las organizaciones, en las empresas… El asociacionismo ha cobrado un carácter profesional, dando lugar a nuevas formas de organización de los recursos económicos y humanos. Aunar esfuerzos para lograr beneficios en red con una perspectiva ética y colaborativa se ha convertido en una prioridad y en un valor en alza.

Una de las formas en las que este nuevo impulso ha cristalizado es aquella conocida como Coworking. Se trata de algo nuevo, de un cambio de planteamiento a la hora de estructurar la cultura empresarial. Pero, ¿En qué consiste exactamente? ¿Cuáles son los beneficios que esta nueva forma de trabajar aporta al mercado laboral?

Historia

El Coworking parte de la asociación de profesionales encaminada a propiciar un trabajo cooperativo que permite a emprendedores de distintos sectores compartir un espacio laboral común. Pero también es algo que va más allá de un espacio físico común. Esta forma de trabajar permite establecer unos fuertes lazos de colaboración entre los cowokers y emprender proyectos en común.

El primer experimento de Coworking nace en Estados Unidos en el año 99 Se inició en los Starbucks, porque los ejecutivos pasaban más tiempo allí reunidos con clientes y otros trabajadores que en su fría y aislada oficina, pero no se afianzará hasta que diez años más tarde se crea el “Hat Factory” de San Francisco, que reúne a tres free lances en un piso de la ciudad con el objetivo de trasladar sus oficinas fuera de sus propias casas y crear un espacio más profesional en el que recibir a los potenciales clientes.

La experiencia viaja a Europa, principalmente, a causa de la crisis económica. Muchos trabajadores autónomos se dan cuenta de las ventajas que les ofrece el cowork y se embarcan en aventuras de trabajo colaborativo que, además, tienen la propiedad de adaptarse a la perfección a distintos públicos. Tal ha sido el desarrollo de la idea de los Coworking que se estima que a principios de 2014 había en torno a 2.000 espacios de trabajo en todo el mundo.

En España, como no podía ser de otra manera, la complicada situación económica ha dado alas a este tipo de iniciativas. Muchos profesionales, cansados de esperar una oportunidad laboral en un país adormecido, se han lanzado a emprender experiencias profesionales por cuenta propia. Y sin duda, la colaboración con otras personas que se encuentran en el mismo punto constituye un refuerzo y una fuente de crecimiento común.

 

Beneficios

Lo fundamental en este nuevo modelo es aprovechar las redes que se establecen entre los distintos profesionales y sectores de actividad, el networking. En un mismo espacio físico pueden convivir muy diferentes disciplinas profesionales, lo que aumenta exponencialmente las opciones que se abren para sus socios. Así, es posible que en un espacio común trabaje un diseñador que cree una página web para un abogado, que ofrece asesoramiento legal a un diseñador de interiores al cual el diseñador le ha creado la imagen corporativa de su negocio… Las posibilidades son infinitas.

Los beneficios del Coworking son muchos. Entre ellos destaca el ahorro de costes. El alquiler de un puesto en uno de estos espacios es más barato que el de una oficina particular. Además, suele darse una provechosa flexibilidad en sus tarifas. Los alquileres pueden ser fraccionados en función de las necesidad de los coworkers.

También el aprendizaje y la orientación son factores claves a la hora de apostar por el trabajo colaborativo. En los coworkings se dan las condiciones ideales para que los socios puedan mantener su negocio actualizado y, a través de los talleres y el contacto con otros coworkers crecer profesionalmente adquiriendo nuevas destrezas. Al tratarse de una experiencia colectiva, el aprendizaje que realizan unos socios, beneficia a todo el conjunto.

 http://www.coworkingspain.es/magazine/noticias/10-cosas-que-te-aporta-el-coworking

 

Coworking en Salamanca: ÁRTyCO

Las ciudades donde más coworkings se concentran son Madrid y Barcelona, pero esto no significa que en las ciudades más pequeñas no haya oportunidades para desarrollar este tipo de espacios. Un ejemplo de ello es Coworking ÁRTyCO, que nació en Sevilla en el año 2013 y recientemente se ha traslado a Salamanca, ciudad de origen de sus fundadores.

ÁRTyCO es un espacio colaborativo de Salamanca con un carácter multidisciplinar como sus propios creadores lo definen. Está ubicado en el en el corazón del artístico Barrio del Oeste. El coworking está distribuido en varios espacios: la segunda planta en la que se encuentran los puestos de trabajo individuales y la primera que acoge los talleres, cursos, reuniones con clientes y sala de exposiciones.

Este nuevo espacio pretende convertirse en un lugar de referencia cultural y laboral en Salamanca y para ello cuentan con una vasta experiencia dentro de la organización de eventos culturales de todo tipo. Desde proyecciones a talleres, exposiciones… Un amplio catálogo de actividades que avalan un interesante camino que acaba de reinventarse en Salamanca.

Actualmente, Artyco cuenta con catorce emprendedores que abarcan disciplinas de los más variadas: desde la creación artística y audiovisual a la arquitectura, pasando por la informática y la abogacía.

Esta iniciativa supone un nuevo y necesario impulso al emprendimiento en Salamanca. Se trata de una experiencia pionera en la ciudad que está recibiendo una gran acogida por parte de los usuarios y vecinos. Artyco ha llegado pisando fuerte con una extensa oferta de talleres y actividades al alcance del bolsillo de todos. Y es que esa es otra de las cualidades de este tipo de espacios: servir de dinamizador de los lugares en los que se establecen.

Con esta intención, Artyco abre sus puertas a todo tipo de iniciativas culturales y sociales. Pretende ser un espacio abierto al barrio, un lugar de reunión en el que todas las inquietudes de los vecinos se pongan de manifiesto con el fin de mejorar.

Desde Eunice queremos apoyar este tipo de iniciativas que ayuda a trabajadores de todos los sectores a poner en marcha sus proyectos. Creemos que la colaboración es el mejor camino para los profesionales que apuestan por el emprendimiento. Y en ese sentido, ÁRTyCO plantea una más que interesante propuesta en Salamanca. Les deseamos un buen viaje en su nueva aventura.

 

 

1 Comment

  1. Buenas hemos visto que tenéis una foto de nuestro cowork al principio de este post .Nos encanta! Agradeceriamos añadir un pequeña leyenda dando información podria ser el nombre del cowork . Si es la web mejor que mejor! Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

eunice.es utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.